El microchip es un pequeño dispositivo con un código numérico que identifica a tu mascota durante toda su vida. 

Es del tamaño de un grano de arroz y se coloca, generalmente en la zona del cuello del animal, bajo la piel con una aguja hipodérmica, que no produce ningún dolor ni molestia. 

Se suele colocar alrededor de los 2 o 3 meses de vida y es importante tener en cuenta que la normativa vigente nos obliga a tener identificados a todos los animales de compañía, por lo que si tu mascota no está microchipada, puedes ser multado. 

Si tienes alguna duda o consulta, puedes ponerte en contacto con nosotros. 


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted